El domicilio es uno de nuestros datos más básicos, que divulgamos a diestra y siniestra para poder ser localizados físicamente, obvio queremos que nuestros clientes siempre estén informados sobre dónde localizarnos, pero antes de profundizar en el tema comencemos con una pregunta sencilla, pero muy importante ¿Qué es el domicilio? Según la Real Academia Española, el domicilio es el lugar en el que legalmente se considera establecido alguien para el cumplimiento
de sus obligaciones y el ejercicio de sus derechos.

Jurídicamente podremos encontrar el fundamento y a lo que se considera como domicilio, en los artículos 29 y 33 del Código Civil Federal que versa de la siguiente manera:

Artículo 29. El domicilio de las personas físicas es el lugar donde residen habitualmente, y a falta de éste, el lugar del centro principal de sus negocios; en ausencia de éstos, el lugar donde simplemente residan y, en su defecto, el lugar donde se encontrasen.

Se presume que una persona reside habitualmente en un lugar, cuando permanezca en él por más de seis meses.

Artículo 33. Las personas morales tienen su domicilio en el lugar donde se halle establecida su administración.

Las que tengan su administración fuera del Distrito Federal pero que ejecuten actos jurídicos dentro de su circunscripción, se considerarán domiciliadas en este lugar, en cuanto a todo lo que a esos actos se refiera.

Las sucursales que operen en lugares distintos de donde radica la casa matriz, tendrán su domicilio en esos lugares para el cumplimiento de las obligaciones contraídas por las mismas sucursales. Indagando más en el tema legal, el domicilio es uno de los atributos de la personalidad de cada mexicano, así como el nombre, estado civil, nacionalidad, patrimonio y capacidad, por lo que se definen como aquellas prerrogativas básicas de un ciudadano, gozando de tales características
como intransferibles, incomerciables, irrenunciables, inembargables e imprescriptibles.

Desmembrado el tema básico del domicilio, profundizamos y nos enfocamos a la materia tributaria, el domicilio fiscal según el artículo 10 del Código Fiscal de la Federación se considera como domicilio fiscal:

I. Tratándose de personas físicas:
a) Cuando realizan actividades empresariales, el local en que se encuentre el principal asiento de sus negocios.
b) Cuando no realicen las actividades señaladas en el inciso anterior, el local que utilicen para el desempeño de sus actividades.
c) Únicamente en los casos en que la persona física, que realice actividades señaladas en los incisos anteriores no cuente con un local, su casa habitación.

Para estos efectos, las autoridades fiscales harán del conocimiento del contribuyente en su casa habitación, que cuenta con un plazo de cinco días para acreditar que su domicilio corresponde a uno de los supuestos previstos en los incisos a) o b) de esta fracción.

II. En el caso de personas morales:
a) Cuando sean residentes en el país, el local en donde se encuentre la administración principal
del negocio.

b) Si se trata de establecimientos de personas morales residentes en el extranjero, dicho establecimiento; en el caso de varios establecimientos, el local en donde se encuentre la administración principal del negocio en el país, o en su defecto el que designen. Cuando los contribuyentes no hayan designado un domicilio fiscal estando obligados a ello, o hubieran designado como domicilio fiscal un lugar distinto al que les corresponda, de acuerdo con lo dispuesto en este mismo precepto o cuando hayan manifestado un domicilio ficticio, las autoridades fiscales podrán practicar diligencias en cualquier lugar en el que realicen sus actividades, o en el lugar que conforme a este artículo se considere su domicilio, indistintamente.

En la inteligencia de lo anterior, el domicilio fiscal será aquel lugar de las personas físicas o morales, en donde se encuentran su actividad o administración de sus negocios. El domicilio fiscal tiene el objetivo de que la autoridad fiscal conozca del paradero de los contribuyentes, para el cumplimiento de sus obligaciones o el ejercicio de sus derechos. Se deberá dar de aviso ante la autoridad competente del domicilio fiscal desde el inicio de operaciones.

Posiblemente te preguntarás ¿Después de establecido mi domicilio fiscal se podrá hacer cambio de dirección en un futuro? Como bien sabemos, después de constituido un comercio se encuentra susceptible a pequeños o grandes cambios, que dentro de los mismos se encuentra el cambio de domicilio, pues podría ser que el negocio haya crecido y se vea en la necesidad de trasladarse a otra ubicación más grande, por lo que si te llega a pasar este supuesto, o algún otro en donde te veas en la necesidad de sufrir un cambio de domicilio, deberás de dar aviso al Servicio de Administración Tributaria en un plazo no mayor a 10 días después del cambio. El trámite de cambio de domicilio se podrá hacer desde la comodidad de la oficina, a través de la página oficial del SAT www.sat.gob.mx/tramites/30357/realiza-tu-cambio-de-domicilio-en-el-rfc y se deberá seguir estos sencillos pasos:

1. Da clic en el botón INICIAR de esta página.
2. Registra los datos de tu e.firma.
3. Captura en el formulario que se despliega, la información del domicilio que vas a actualizar.
4. Confirma los datos capturados para que se genere el «aviso de actualización o modificación de situación fiscal» y selecciona el botón «confirmar».
5. Concluye el aviso registrando nuevamente los datos de tu e.firma y envíalo al SAT.
6. Imprime el acuse de actualización de situación fiscal.

Después de presentado el trámite la autoridad deberá verificar el domicilio, el cual se dará a la tarea de apersonarse en el lugar y así confirmar los datos de ubicación, después de verificado el domicilio en el caso de haberse aceptado el cambio de domicilio, deberás recibir una opinión de cumplimiento positiva por el cambio de domicilio, en el supuesto de recibir una opinión de cumplimiento negativa, se traduce que en el momento del cambio de domicilio la autoridad se encontró con inconsistencias que te hará sabedor para su subsanación, por lo que te recomendamos ampliamente dar aviso a tu abogado de confianza para la gestión del asunto, ya que en la omisión de respuesta estaremos como ilocalizables para la autoridad fiscal, desencadenando severas consecuencias.

Escrito por Alejandra Benitez

 

Contacto

Facebook/Paz López & Asociados

www.abogadospazlopez.com

Artículos Relacionados

Leave a Comment