MEXICANO CON RECORD GUINESS EN PRODUCCION AGRICOLA

by Bilateral Magazine

Conozcamos al  mexicano que ha causados furor en los agronegocios y que enorgullece a México es el  Ing. Ernesto Cruz González experto mundial en maíz de alto rendimiento y Director general de Atider, México.

Quien logró cautivar la atención de los chinos, y actualmente de todo el  mundo, con sus trabajos relacionados con la producción de maíz de alto rendimiento, hasta alcanzar el  Récord Mundial que son 44 toneladas por hectárea.

Inicios de Ernesto Cruz González  en el mundo agricola

Desde muy pequeño estuvo ligado al mundo agricola, gracias a su abuelo y padre que se dedicaron su vida entera  cosechar maiz, para 1990 nadie  en México se atrevia a hablar dE cosechar 5 toneladas, pero con la llegada a  México  del TLC con Canadá, representó “una gran oportunidad para el país”, y posteriormente se da la la oportunidad de asociarse con empresas de Estados Unidos para iniciar la venta de  cultivos muy caros, entre estos tomates, papas, berenjenas, repollos, brócolis, espárragos, fresas, arándanos,   chiles, aguacates, entre otras.

Estas alianzas representaban “un gran negocio” para la economía de su país; lo cual quedó comprobado porque actualmente el superávit agrícola en México supera los 30.000 millones de dólares y en la actualidad  La agricultura de exportación de alto valor produce más divisas que el petróleo en México, lo que quiere decir que representa el principal impulso de la economía.

Pero las ideas de los agricultores que acompañaban a Don Ernesto cambian con el intento de estas organizaciones trasnacionales  de subestimar el valor real de los granos, de los commodities; es decir, al manifestar su intención de pagar precios muy bajos por el maíz, la soya, el sorgo y el arroz para venderlos muy caros y obtener grandes beneficios.

Continua contando que además esta intención venia acompañada de convencerlos de que comenzaran a a sembrar hortalizas, lo cual no era posible porque en primer lugar en el estado de Jalisco existen alrededor de seiscientas mil hectáreas que solo se benefician con agua de lluvia, porque no tienen acceso al riego y por esa razón  no podían ser convertidas a hortalizas. Y en segundo lugar, este estado es el primer productor en México de carne, de pollo, de cerdo, de leche y de huevos; por esta razón el cultivo de maíz es primordial, por lo que representa en el sector pecuario.

La agricultura de exportación de alto valor produce más divisas que el petróleo en México

En ese momento es cuando junto a los demás agricultores toman la determinación de luchar, y los motivó a hacerlo de una manera más frontal la postura del gobierno de México para la época quienes apenas les dijeron “pues compitan”, pero sin apoyo crediticio, sin seguros, sin análisis y sin asistencia técnica. “Para ese entonces yo tenía 30 años y lo primero que dijimos fue como dice el arte de la guerra: el primer paso es conocer a tu enemigo”, recalcó con entusiasmo.

Era el año 1990 y recuerda que decidieron contratar  al doctor Harold Richque era el asesor del récord mundial para la época y de Herman Watchan, quienes producían 22,5 toneladas por hectárea. Esta asesoría les costaba alrededor de 400 dólares por hora, pero aun así deciden contratarlos.  “Dijimos, pues ni modo, si no lo hacemos, pues vamos a morir”, asegura Cruz.

Es entonces cuando los asesores comienzan a solicitar información técnica como la altura,  nivel del mar, las horas, las horas/calor, la iluminación, la radiación, el fotoperiodo, las horas/calor acumulado,  entre otras y tras realizar sus cálculos les expresa que no podrá asesorarlos,

Con una asombrosa sencillez nos contò su historia

Sin embargo su determinación los hace que  insistan y deciden intentarlo; pese a que  el asesor aduce que no podrían cultivar maíz en esa zona argumentando que “Si estuvieran acá en Illinois, quizá si pudieran, pero por las condiciones climáticas de ustedes no; por diversas razones, porque están dentro del trópico”.

Sin embargo estos argumentos de los asesores no lo hicieron desistir de lograr sus objetivos de ver sembrados los campos de Guadalajara y de todo el estado de Jalisco con maíz y por eso fue que a pesar de su corta edad se preguntaba cómo iba a poder sobrevivir su pueblo y su familia  y se repetía que no podía perder la guerra, sin ni siquiera haber comenzado la primera batalla.   

Esta interrogante los hizo reflexionar y es cuando comienzan a experimentarlo, “prueba y error”  y a los cinco años más tarde  ya alcanzaban cerca de las 15 toneladas por hectárea y a los 10 años ya estaba de Récord mundial.

El Ing. Ernesto Cruz (ATIDER) en parcela demostrativa de maíz de alto rendimiento en China.

Entra China en el juego

Este récord fue lo que cautivó la atención de los chinos y es así como estuvo durante 13 años en ese país.  “Hago toda una revolución en China”.  Allí comienza a manejar millones de hectáreas, hasta el punto de haber conseguido en tres oportunidades el récord mundial,  hasta alcanzar 44 toneladas por hectárea de rendimiento en maíz. 

Ganador de otros grandes Premios

Años más tarde, el productor mexicano tiene su vida hecha en China, país que le otorga el Premio Nacional a la Investigación Tecnológica  de China y se trata de un gran reconocimiento que ningún investigador extranjero había conseguido.

En 2016  tras una reunión entre  el G20, la FAO, el Banco Mundial y los 150 Corporativos Agrícolas más grandes del mundo para definir la Política Agrícola Global a 50 años,  deciden  nombrar a los seis asesores más influyentes  en materia agrícola a nivel mundial, dentro de los cuales se destaca Ernesto Cruz González.

En el marco de la celebración del quincuagésimo aniversario de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Jalisco, le otorgan el Premio al  Mejor Agrónomo de toda la historia de esa casa de estudios.

Adiós a China

Luego de esas nominaciones continuó su vida en China; donde llegó a manejar hasta 8 millones de hectáreas, a tener grandes propiedades entre ellas una finca de dos mil hectáreas, a disponer de un Centro de Investigaciones con ultra tecnología que le crearon los chinos, el cual se mantiene en la actualidad y es conocido como el Centro de Investigaciones China-México.

Sin embargo la pandemia lo cambió todo, como todos los años, sale de China con destino a México  en noviembre de 2019.  “Les dije ahí nos vemos, regreso en febrero como toda la vida, ya tenía trece años haciendo eso, pero prende la pandemia, mi güey, y se cierra China”.

Tras la aparición del Covid-19, a fin de preservar su salud, su vida; en febrero de 2020 decide no regresar a China y dejar en ese país toda su inversión y toda su tecnología. “vas a perder toda tu inversión, que se le hace, pero estoy vivo, hablé con mi familia, con mis amigos y dije, pues me voy a quedar”.

China pierde el récord

Sin embargo  China pierde ese récord de las 44 toneladas de maíz por hectárea, descendiendo a un estimado de entre 21 a 22, porque a su juicio, se equivocaron creyendo que estaban capacitados y  no tomaron en cuenta que lo principal para lograr ese récord, es hacer las cosas con pasión y ser observadores y detallistas. “No es tan fácil como crees”, agrega. 

Los retos en América

Pese a carecer del nivel de tecnología China y de que apenas está conociendo las respuestas de sus variedades, Cruz se ha propuesto volver a alcanzar el récord mundial; pero esta vez desde su parcela en México, donde actualmente está cerca de lograr las 33 toneladas por hectáreas.

Lo más difícil para producir todo esto es que ustedes crean que es posible

En 2020 superó las 30 toneladas y en 2021 las 32,  lo que causó impacto a niel mundial, entonces es cuando comienzan a contactarlo empresas de diferentes partes de Estados Unidos: de Illinois, de Indiana, de Nebraska y de Minnesota, quienes también expresaron muchísima curiosidad e interés sobre  su metodología para llegar a alcanzar  la mayor  cantidad de toneladas por hectáreas del mundo.

“…Ellos me dijeron en 1990 que no podía subir de cuatro toneladas por hectárea, porque el clima, porque la temperatura… ahora estoy en 32, yo les digo a los americanos, no se puede, esos son puros pretextos, con el respeto de los científicos que no han entendido las cosas, el limite está aquí mire, aquí está el límite…

¿Cómo nace Atider?

Una empresa conformada por agricultores, por ingenieros, que nace hace 30 años a raíz del reto que se propusieron para alcanzar la mayor cantidad de toneladas de maíz por hectáreas posibles; pero que se enfoca primordialmente en la Asistencia Técnica Integral para el Desarrollo Rural, pero la verdadera pasión es para que los pueblos y las familiares vivan mejor, eso el motor de la organización.

Don Ernesto no niega que les interesa el crecimiento en toneladas por hectáreas, pero resalta que es más importante el crecimiento de las zonas rurales, porque esto representa la verdadera riqueza para las personas y por eso siempre están detrás de nuevos retos y brindándose apoyo entre todos, a pesar de que es el “la cara de ATIDER”.

Asume con mucha humildad la llegada de ideas de los profesionales jóvenes,  afirmando que la  idea es que estos jóvenes los superen.

El reto en Venezuela 

“Primero Dios” es una exclamación muy usada durante la conversación, luego afirma de manera frontal que la meta fijada con la Corporación Bel es lograr inicialmente unas 10 toneladas por hectárea,  en cuatro mil hectáreas.

A pesar de que la respuesta de Don Sergio es que esa cantidad no ha sido alcanzada en Venezuela, Don Ernesto está muy convencido de que lo lograrán, como también está de que en la actualidad la única limitante podría ser con cual material genético lograrán alcanzar esa meta y para ello están realizando pruebas con unas 11 especies de semillas entre nacionales e importadas, a fin de determinar cual responde a las condiciones agroclimáticas de nuestro país.

 Repudio al uso de Transgénicos

Jamàs usarà transgènicos recalcò

“Jamás voy a usar transgénicos, nunca los voy a usar, no estoy de acuerdo. Soy un adicto a la tecnología, no sabes el nivel de la tecnología que uso, pero eso no lo voy a usar jamás, porque primero no producen más y segundo, no voy a atentar contra la naturaleza y no le voy a dar un veneno a mi familia, ni a la humanidad, entonces no estoy de acuerdo y discúlpenme, pero no estoy de acuerdo y por mucho que digan que eres un indio que eres un retrasado, discúlpenme, pero con toda humildad Soy el Récord Mundial y no los necesitamos para darle de comer al mundo”.

Mensaje para los venezolanos

Un gran honor para el equipo de Vision Agropecuaria haber compartido con este gran ser humano y agricultor

Le gustaría despertar a los venezolanos y decirnos que sí lo podemos lograr y sus deseos son que  en este país alcancemos no solo la meta  inicial de las 10,5 toneladas en 2022, sino que nos enfoquemos  en alcanzar 15 toneladas por hectárea para el 2023, con la finalidad de que exista una ayuda mutua, para que nuestra economía se desarrolle.

De Venezuela le cautivó nuestra gente y nuestros recursos naturales, la afinidad de nuestra cultura con la de México y el reto de cómo va ayudar a los agricultores a lograr las 15 toneladas en dos años y 30 toneladas en tres años. Porque a su juicio en este país  no necesitamos trasnacionales y sus deseos son para que podamos desarrollar genética propia y no dependamos de otros países. Por eso invita a los productores a compartir conocimientos, aprender juntos porque el aprendizaje se adquiere con el tiempo y si unos pueden, todos pueden. 

 “Lo más difícil para producir todo esto es que ustedes crean que es posible, nos es fácil, no es para cualquiera, tampoco les prometo que cualquiera lo puede hacer; es pasión, es compromiso, es trabajo y el único lugar que conozco donde el éxito esta antes que el trabajo es en el diccionario, esto no es fácil pero es una satisfacción muy grande y tenemos que hacerlo porque el mundo tiene que duplicar la producción de maíz en los próximos 25 años, no hay negociación y con todo respeto le digo a los agricultores, el que no lo logre va a desaparecer”.

Ernesto Cruz González. Ingeniero Agrónomo extensionista titulado por la Universidad de Guadalajara. Ha sido asesor técnico de diversas empresas y organismos gubernamentales donde ha manejado más de 25,000 hectáreas de maíz de alto rendimiento. Sus experiencias en el cultivo de maíz están enfocadas en el manejo integrado, nutrición vegetal, fertilidad de suelos y manejo de la rentabilidad de cultivos; mismos temas que ha impartido en conferencias internacionales. Desde 2008 es Director General de ATIDER (Asistencia Técnica Integral para el Desarrollo Rural), organismo que maneja más 39,000 hectáreas de maíz de alto rendimiento. En la República Popular de China ha logró triplicar el rendimiento del cultivo del maíz con tecnología de alta eficiencia.

Artículos Relacionados